Una buena idea

22 Dic

Ya puedo sentir la distancia entre Melán y yo. En algún momento del día, entre la entraña con ensalada y el accidente del esponsor,  ví un transeúnte fumancheando en la vereda. Lo miré con cara de superada; Necesito inventar un nombre para referirme al ÉL, para alienarlo lo más posible; Algo diferente, Melán.

Un buen día; uno de esos días light de Diciembre. Pero el día nunca es el problema. El problema es la noche, y la soledad. La soledad y conmigo misma, y no sentirme segura, una vez más. Cuando estoy siendo observada, debo mantener la civilidad. Pero cuando estoy sola, mi instinto animal aflora en todo su esplendor.

Sentí el primer deseo. Crear un espacio libre de humo fué una buena idea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: